Las ventas de autos tradicionales, de combustión interna, alcanzaron su pico en 2017. Desde entonces, sus cifras no han hecho más que caer; así lo revela un reporte de Bloomberg New Energy Finance.

Colin McKerracher y Aleksandra O’Donovan, autores del referido informe, coinciden en que este fenómeno responde a la demanda de los consumidores. Según proyecciones presentadas por los expertos, para 2025 la industria automotriz mundial venderá 20.6 millones de vehículos enchufables. El pasado año la venta de este tipo de unidades de ubicó en 6.6 millones.

Todo esto no quiere decir que los vehículos de diésel y gasolina desaparecerán para 2025. Seguirán teniendo una presencia importante en las carreteras del mundo y en ventas, pero a un grado considerablemente menor.

Los vehículos totalmente alimentados por batería representarán el 75% de las ventas de vehículos enchufables para 2025, según el informe. No se espera que los vehículos híbridos enchufables representen un porcentaje significativo de la venta de vehículos enchufables fuera de Europa. Las ventas de híbridos enchufables alcanzarán su punto máximo alrededor de 2026.

Ya varios fabricantes de automóviles, entre los que destaca General Motors, confirmaron que para 2035 dejarán de vender coches de gasolina, por lo que se prevé que este punto inflexión acelere en gran medida la movilidad sostenible. Otras compañías, como BMW y Toyota, han evitado fijar plazos en este sentido.

Es importante aclarar que la tendencia de los vehículos eléctricos no se sentirá de la misma manera en todos los países del mundo. Los especialistas anticipan que los vehículos eléctricos alcancen una participación de mercado del 39% en China y Europa para 2025.

En Europa las cifras pueden ser mayores, ya que en la actualidad los vehículos eléctricos representan entre el 40% y el 50% de las ventas de vehículos de pasajeros en el Reino Unido, Alemania y Francia.

China y Europa representarán el 80% de todas las ventas de vehículos eléctricos a nivel mundial en 2025, y Estados Unidos representará solo el 15% de las ventas mundiales de vehículos eléctrico.

Fuente: CNN Business