La automotriz Volvo y Epic Games confirmaron una alianza para el uso del motor gráfico de la compañía de videojuegos, el Unreal Engine, en los vehículos eléctricos, con el fin de recrear imágenes fotorrealistas para la interfaz de usuario.

Según Volvo, su nuevo aliado los ayudará a construir una plataforma en la que sus ingenieros podrán desarrollar un software que mejorará la HMI y al mismo tiempo mantendrá los niveles de seguridad

“Esta tecnología nos brinda la capacidad de crear imágenes receptivas y de muy alta calidad con las que podemos jugar y superponer información, crear representaciones realistas cuando sea necesario, todo ese tipo de cosas”, dijo Thomas Stovicek, jefe de experiencia del usuario en Volvo.

“Así que realmente se trata de crear la próxima generación de HMI (interfaz) para nuestros clientes”, añadió.

Volvo es una compañía que ha construido su reputación a partir de la seguridad que han brindado, además de los diseños por los que se caracterizan sus vehículos. Volvo quiere usar el Unreal Engine para representar lo que los sensores externos del vehículo, como la cámara y el radar, ven en el exterior de la unidad.

Unreal Engine es un motos gráfico para la creación de gráficos 3D realistas, presentado por primera vez en el juego de disparos en primera persona de 1998 Unreal. Desde entonces, se ha utilizado en una variedad de géneros de juegos y ha sido adoptado por otras industrias, especialmente la industria del cine y la televisión.

Epic considera que sus soluciones tendrán mucha aplicación para el sector automotriz, ya que automóviles son más fáciles de renderizar de manera realista que los humanos.

Aún se desconoce los vehículos que debutarán con estas soluciones, o el tiempo a esperar.

Volvo planea vender 600,000 coches eléctricos para mediados de la década y construirá una planta de fabricación de baterías en Europa para 2026.  Las nuevas baterías, previstas para después de 2025, permitirán una mayor autonomía entre cargas, hasta 1006 kilómetros y tiempos de carga mucho más rápidos.