Ford anunció que aumenta la capacidad de producción de baterías para vehículos eléctricos ante el aumento en la demanda de este mercado. El objetivo es fabricar 600,000 vehículos eléctricos al año a partir de 2023, y más de 6 millones al año a finales de 2026.

De cara a 2026, las expectativas de crecimiento son de 90%. Durante este periodo, se prevé una inversión de 50,000 millones de dólares en la producción de vehículos eléctricos.

«La nueva línea de vehículos eléctricos de Ford ha generado un enorme entusiasmo y demanda, y ahora estamos poniendo en marcha el sistema industrial para escalar rápidamente», dijo Jim Farley, presidente y CEO de Ford y presidente de Ford Model e.

«Nuestro equipo de Model e se ha movido con velocidad, enfoque y creatividad para asegurar la capacidad de la batería y las materias primas que necesitamos para ofrecer vehículos eléctricos de vanguardia para millones de clientes», añadió.

El fabricante ha adelantado sus planes de lanzar más modelos  Mustang Mach-E, F-150 Lightnings y Transit E, para contar con una oferta competitiva en el mercado.

Ford asegura que ya suministra el 70% de las baterías necesarias para respaldar sus planes de producción de 2 millones de vehículos eléctricos para 2026.

«Nuestro equipo ha colaborado activamente con socios de Estados Unidos y de todo el mundo. Nos moveremos rápidamente en los mercados y regiones clave en los que hay suministros críticos, reuniéndonos con funcionarios del gobierno, compañías mineras y procesadores y firmando memorandos de entendimiento y acuerdos que reflejen las expectativas de Ford en cuanto a los GSE y apuntalen el plan de Ford para llevar los VE a millones de personas», dijo Lisa Drake, vicepresidenta de industrialización de vehículos eléctricos de Ford Model e.

Ford confía en la creciente demanda por el mercado eléctrico. Asegura contar con estudios sobre que los consumidores que planean comprar un auto en los próximos dos años dijeron por primera vez en una encuesta que planean comprar un vehículo eléctrico o híbrido. Esto supone un aumento del 11% con respecto al año pasado y del 22% con respecto a 2020.

«Esta es nuestra oportunidad de ganar todo un nuevo grupo de clientes, construyendo su lealtad y defensa mientras crecemos nuestra cuota de mercado. Estamos desarrollando los servicios y experiencias digitales y físicas que esos nuevos clientes esperan cuando adquieren un producto que para ellos es una nueva compra tecnológica. Nuestro objetivo es combinar la comodidad de la compra digital con la experiencia de Ford, la escala y la presencia física de nuestros concesionarios para crear la mejor experiencia posible para los propietarios de VE del futuro», dijo Marin Gjaja, director de clientes de Ford Model e.

Fuente: Gov Tech